APRENDIZAJE COOPERATIVO Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

Cada día se hace más frecuente el trabajo en grupo por diferentes aspectos como son la especialización de los trabajadores, los cuales deben apoyarse en otros compañeros para poder avanzar. Asi mismo, la práctica nos dice que la cooperación en el trabajo es mucho más beneficiosa que cualquier tipo de competencia como se había pensado en algunos tiempos.
Todo ello nos lleva a hablar de aprendizaje cooperativo también llamado en algunos casos aprendizaje colaborativo.

Podemos observar como después de muchos años de seguir con un método tradicional de aprendizaje nos encontramos que el aprendizaje cooperativo es una alternativa eficaz a la enseñanza tradicional, alternativa que debemos explotar ya que las distintas investigaciones sobre el tema están dándonos a conocer los beneficios que con este tipo de aprendizaje se están consiguiendo en las aulas..

Entre estos beneficios se pueden mencionar:

  • Desarrolla actitudes positivas hacia el aprendizaje.
  • Promueve las relaciones entre los estudiantes.
  • Aumenta la motivación y la autoestima.
  • Desarrolla habilidades interpersonales y estrategias para resolver conflictos.
  • Promueve el respeto por los otros.
  • Fortalece la habilidad para opinar y escuchar.
Además, en este tipo de aprendizaje, los miembros que conforman un grupo están motivados para asegurarse de que sus compañeros también hayan dominado el material o hayan alcanzado la meta propuesta. De esta forma, el proceso de cooperación es intensivo y envuelve varias estrategias creativas
Para poder hablar de aprendizaje cooperativo es necesario que concurran las siguientes premisas:
§ La formación de grupos
§ La interdependencia positiva
§ La responsabilidad individual

Pero ¿cómo se logra el aprendizaje cooperativo dentro del aula?¿ qué deben hacer profesores/as y alumnado para conseguir este tipo de aprendizaje?

Ciertos requerimientos deben ser alcanzados tantos por unos como otros.
En cuanto al profesorado, los profesores/as deben:

§ Plantear específicamente los objetivos que deben ser alcanzados por los estudiantes y describir con precisión lo que se espera que aprendan o sean capaces de hacer al terminar la tarea grupal.

§ Conversar con los estudiantes para que ellos se pongan de acuerdo con respecto a lo que deben hacer y cómo, en qué orden, con qué materiales, etc.

§ Organizar grupos mixtos de estudiantes e irlos variando cada cierto tiempo, con la finalidad de que se conozcan entre ellos y aprendan a aceptar diferentes maneras de pensar y trabajar. .

§ Evaluar tanto la participación del grupo como la que cada integrante tuvo en el interior del equipo.

§ Gestionar el tiempo dedicado al trabajo cooperativo, pues hay que prever un tiempo para el trabajo individual, otro para el colectivo (si procede) y tiempo para la intervención de síntesis del profesor o profesora, al final de la clase.

En cuanto a los alumnos/as deben:

§ Comprometerse con la meta o producto final, siendo capaces de comprender y aceptar que todos/as en el grupo necesitan manejar la información que será brindada o las habilidades a desarrollar para alcanzar dicha meta.

§ Aumentar sus habilidades sociales, es decir, debe aprender a auto organizarse, a escucharse entre si, a distribuirse el trabajo, a resolver los conflictos, a distribuirse las responsabilidades y a coordinar las tareas, entre otras.

§ Autoevaluarse. Es importante que los grupos reflexionen regularmente sobre su funcionamiento: es decir, qué cosas han resultado bien para lograr las tareas y qué aspectos deberían cambiar Este proceso fortalece el mantenimiento del grupo, facilita la adquisición y la práctica de habilidades sociales, recuerda a los miembros del grupo las normas y les da retroalimentación en relación a su participación.

Pero el aprendizaje cooperativo no sólo se puede articular de forma presencial en el aula. Hoy en día también se puede hablar de participación y aprendizaje cooperativo en el contexto de las NNTT, debido a la aplicación de las mismas al ámbito educativo.

La presencia de la informática no es una novedad en el proceso de aprendizaje, aunque hasta finales de la década de los ochenta, los recursos didácticos informáticos existentes se centraban en individualizar el proceso educativo.

El aprendizaje cooperativo asistido por ordenador (CSCL) surge en la década de los noventa como respuesta a este software que obliga a los estudiantes a aprender como individuos aislados. En el CSCL confluyen el concepto clásico del aprendizaje cooperativo y las Tecnologías de la Información y la Comunicación: Debido a su dimensión comunicativa, Internet está siendo ampliamente usado para potenciar el aprendizaje cooperativo, ya que permite superar las barreras espaciales y temporales y pone al alcance del alumnado una gran cantidad de recursos y de facilidades que permiten superar dichas barreras.

El CSCL es un campo educativo, dentro de la instrucción centrada en el estudiante, que estudia cómo las personas pueden aprender juntas con la ayuda de la informática y que, utilizado adecuadamente, ofrece determinadas ventajas pedagógicas

La introducción de la cooperación y de la comunicación mediada por ordenador (CMC) y la educación a distancia han alterado el concepto clásico de educación, hasta tal punto que algunos autores ya hablan de un nuevo paradigma educativo . En este nuevo modelo educativo, el conocimiento ya no es simplemente una “acumulación de respuestas” ni se ve al estudiante como un vaso vacío al que el docente tenga que llenar con una especie de “zumo de naranja intelectual” (Whipple, 1987); al contrario, los estudiantes son ahora co-constructores de su propio conocimiento más que consumidores del mismo.
.El papel de profesorado también cambia y pasa a ser el guía del estudiante en el proceso que éste ha de llevar a cabo para construir su conocimiento, en vez de el de ser el experto que transmite sus conocimientos. En ambientes telemáticos, el docente ha de realizar nuevas funciones y ha de promover la cooperación on-line

La fase de diseño de un entorno CSCL es crítica, ya que el aprendizaje cooperativo a través de Internet tiene unas características específicas que lo diferencian de los escenarios educativos tradicionales. Un buen diseño de un entorno CSCL ha de ofrecer, por ejemplo, soporte para la coordinación, la comunicación, la negociación y la interactividad entre los miembros de un grupo

Entre los entornos CSCL encontramos los siguientes: CALM, CAROUSEL , EVA FirstClass, Fle3, ELON-Systems, GRACILE , MOLE; POLARIS, SpaceALIVE, TOP y SYNERGEIA

Synergeia es un entorno CSCL basado en la plataforma BSCW (Basic Support for Cooperative Work). Ambos son “espacios compartidos de trabajo”, es decir, áreas virtuales en donde los miembros de un grupo cooperativo pueden compartir información y documentos, gestionar datos y estar informados del trabajo de los otros miembros del grupo, dentro de un proyecto determinado mediante un ambiente integrado de comunicación fundamentalmente asincrónica (es decir, en tiempo diferido), lo que permite el acceso e intercambio de documentos o información en cualquier momento y lugar, y todos los miembros del grupo reciben información sobre el proceso global.

Synergeia es, de hecho, una optimización del BSCW para el mundo educativo, ya que incorpora facilidades para la construcción del conocimiento (a través de sus foros y la necesaria categorización de los mensajes que allí se cuelgan), para la negociación (aspecto fundamental en el aprendizaje cooperativo), además de ofrecer una simplificación de funciones, una interfaz más agradable para los usuarios y nuevas posibilidades para la comunicación sincrónica: la “pizarra cooperativa” y el servicio de mensajería instantánea. Una descripción más detallada de este entorno puede encontrarse en los tutoriales www.synergeia.info .
Synergeia fue una de las tres herramientas de aprendizaje en colaboración utilizadas dentro del proyecto ITCOLE (Innovative Technology for Collaborative Learning and Knowledge Building) desarrollado en la Unión Europea durante los años 2000/2003,
www.euro-cscl.org/site/itcole

El proyecto ITCOLE intentó satisfacer la necesidad del CSCL especializado y de los entornos de construcción de conocimiento que han sido diseñados para facilitar la construcción de conocimiento en colaboración dentro de una comunidad de aprendizaje virtual o local
En dichas comunidades los usuarios ni producen solamente conocimiento ni se dedican a echar un vistazo o “navegar” por el conocimiento; son participantes activos en el proceso de creación de conocimiento.
Una característica especial del proyecto ITCOLE fue que tanto los modelos pedagógicos como las herramientas de software desarrolladas se distribuyeron de forma gratuita a la comunidad educativa europea. Esto permitió a las escuelas y a otras instituciones educativas probar y experimentar con el sistema a un coste mínimo.
España participó en este proyecto de manera que algunos centros educativos como el Instituto de Educación Secundaria Mercé Rodoreda de L´Hospitalet de Llobregat ( Barcelona ) usaron Synergeia durante el curso 2003-04. Concretamente esta herramienta fue utilizada por los alumnos/as del Ciclo Formativo de Grado Superior de Química Ambiental, como soporte informático para la producción cooperativa de material hipermedia sobre determinados aspectos de iones en agua.
Los estudiantes que usaron Synergeia valoraron positivamente esta experiencia, conclusión que se desprende de un estudio realizado en España en el 2004, el cual evaluó el uso de Synergeia, como plataforma para la cooperación telemática, mediante el análisis de las respuestas a una encuesta pasada al alumnado español y su comparación con las respuestas obtenidas por estudiantes extranjeros que también usaron Synergeia, dentro del proyecto ITCOLE. Por su interés recomendamos su lectura.

Mª Dolores López - Villalta
Marta García
3ª Lenguas Extranjeras